Lunes, 01 de junio de 2009
. .

Aunque crecen en la tierra y son abonadas con estiercol, las flores no dejan de obsequiarnos la belleza de sus formas, la suavidad de su pétalos y la fragancia de su suave perfume. Muchas veces son regadas con aguas infectadas y lluvias viciadas, pero nunca permiten recibir el contagio de tanta impureza.

.

Entonces, haz como las flores y no dejes contaminarte con todo lo impuro que pueda circular a tu alrededor.

.

Autor: Jorge Horacio Richino.


.


Tags: Haz como las flores.

Publicado por Gheoaleg @ 11:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios