Mi?rcoles, 21 de marzo de 2012

Es muy común y casi infalible que las amigas de tu mujer se constituyan en un peligroso enemigo para tu relación de pareja. Sobre todo si tenemos en cuenta que el sexo femenino es de comentar sus intimidades personales, entre si,  y hasta de pedir opiniones y/o consejos. Son realmente peligrosas e imposibles de evitar.

Quizás para lo único que te puedan ser útiles (digamos como "una aliada para darte una manito de carácter sexual en alguna ocasión que se cuadre") es para vivir algún "touch and go" con ellas.

Pero si deseas cuidar a tu compañera, estate muy atento a la influencia que pudieran ejercer sobre tu mujer una o más de sus mejores amigas.

"El diablo sabe por diablo, pero más sabe por viejo".

Jorge Horacio Richino.


Publicado por Gheoaleg @ 18:51
Comentarios (0)  | Enviar