Jueves, 13 de septiembre de 2012

Frente a la posibilidad de "hacer o no" algo que está en nuestro pensamiento y sobre ello nos asalta la duda, mi consejo es que tomes la decisión por el "si". 

Siempre y casi por regla general, cuando hemos decidido cambiar pensamientos o actitudes sobre nuestro accionar en la vida, nos cuesta enormemente decidirnos frente al temor de lo que podrá pasar. 

Sin embargo si reflexionamos en que estamos pensando mucho en realizar ese cambio (de allí es que titubeamos tanto), estimo que lo mejor es decidirse y cumplir con lo que nos estamos proponiendo.

Es mayormente seguro que en un 95% no nos equivocaremos, solamente pueda darse un escaso 5% de posibles contratiempos; y frente a esto último no perderemos tanto que en cualquier oportunidad no podamos volver a resarcirnos de ello o repararlo.

Desde ya me refiero a acciones que puedan ser meditadas y no a cosas fortuitas donde interviene el azar.

Jorge Horacio Richino Verdaguer


Publicado por Gheoaleg @ 12:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios